Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

martes, 14 de mayo de 2013

Cinco falsos mitos sobre la compra de vivienda (ABC C.García-Pando - 14/5/13)

Muchas parejas jóvenes o maduras con un trabajo estable y ahorros tienen miedo dar el paso de comprar. Tal y como está el panorama, hay que por lo menos informarse y pensarse bien nuestra situación financiera personal y nuestras opciones. No obstante, si solo nos dejamos guiar por las noticias más pesimistas del mercado y no nos atrevemos a plantearnos una compra real, quizás nunca lleguemos a adquirir una vivienda o lo hagamos en el peor momento.
¿Cuáles son las principales razones que atemorizan a los potenciales compradores? Se resumen en cinco: la interminable bajada de precios, la inestabilidad laboral «in crescendo del país», el encarecimiento de las hipotecas, una mala distribución o que las sensaciones que nos transmita el mercadono sean las adecuadas para convencer al comprador. Pero, ¿son realmente motivos para acabar por completo con el deseo de tener una casa propia? Muchas veces el miedo y el desconocimiento paralizan e impiden analizar con detenimiento y minuciosidad un posible plan de compra.

“Hasta que no sepa si bajan más los precios no me atrevo a comprar”. Así de contundente se muestra Sandra, una farmacéutica de 26 años, con trabajo estable y que todavía vive en casa de sus padres. Unas dudas compartidas por la mayoría de los interesados en adquirir casa. El precio de la vivienda ya ha caído más de un 35% desde sus máximos alcanzados en 2007 y a mes de abril de 2013 todavía se registran descensos: un 11,60% respecto a abril de 2012. ¿Cuándo terminarán de caer? “No está claro que compense seguir esperando a que bajen los precios”, asegura Laura Dolores Rodríguez García, broker de RE/MAX Casa Viva (Madrid).
1. La caída de los precios
“El precio de la vivienda continuará bajando, así que algunos pueden pensar: "Espero un poco y compro más barato", pero esto solo sería verdad si la compra la realizamos al contado. La financiación cada vez es más complicada y la restricción de las condiciones hipotecarias hacen pensar que quizás hoy sí te concedan la hipoteca, pero mañana no“, reflexiona la broker de RE/MAX. El endurecimiento cada vez más agresivo de la fiscalidad es otra de las razones que destaca: “Por ejemplo, antes podías desgravar por primera vivienda y ahora ya no”. Por otro lado, Luis Corral, consejero delegado de Foro Consultores apunta que “el precio en el centro de las ciudades ya ha bajado sustancialmente y lo normal es que permanezca estable”. Si se encuentra una buena oportunidad no es nada descabellado comprar ahora.
2. La crisis del empleo
El desempleo está en una tasa que ya supera el 26% del total de la población y alcanza a 6.202.700 personas. Subió en 237.400 personas en el primer trimestre de 2013. La próxima subida de impuestos que prepara el Gobierno y la incertidumbre de cara a los próximos años desaniman a los españoles a siquiera plantearse la posibilidad de solicitar una hipoteca. La ola de desahucios, los escraches y las ejecuciones hipotecarias suponen un ‘plus’ a estos temores. Con este panorama muchas personas están paralizadas, pero no queda más remedio que seguir adelante. “Casi nadie tiene hoy seguridad en su puesto de trabajo y lo más probable es que no volvamos a vivir la seguridad de un trabajo para toda la vida. Así que no nos queda otra opción que movernos y tomar decisiones, entre ellas la de encontrar la casa en la que queremos vivir”, apunta la broker de RE/MAX.
3. Hipotecas cada vez más caras
Por otra parte, la política de los bancos de subir los diferenciales con un Euríbor situado en abril en casi medio punto y una vinculación obligatoria cada vez más cara (seguros de vida, protección de pagos, etc.) tampoco ayuda. Pero en medio de esta situación también hay alternativas beneficiosas. “Nos consta que ya hay muchas viviendas que se están comprando al contado, aprovechando los buenos precios que hay en el mercado o en condiciones de financiación ventajosas cuando se adquieren viviendas de un banco”, afirma Corral. Como aconsejan desde Foro Consultores, “ajustar al máximo el préstamo hipotecario e intentar pagar la vivienda con la mayor cantidad de ahorro posible” es otra de las soluciones que debe intentar contratar el futuro propietario para comprometerse lo mínimo posible.
4. Una mala distribución
La distribución, la iluminación, la orientación y sus muebles pueden ‘transmitir’ que no es la casa de nuestra vida. Pero éste precisamente es el problema menos irreparable. “Si la distribución se puede cambiar, se puede añadir al precio de la casa, el de la reforma“, recuerda Corral. “Si la localización es la que el comprador quiere y el precio, también, le compensará hacer esos cambios”, afirma el consejero delegado de Foro Consultores. De hecho, si la localización, el vecindario, las comunicaciones, el tamaño y la orientación son adecuadas, a lo mejor el único problema es que no ha sido bien presentada. Las recientes técnicas de marketing como el home staging pueden hacer cambiar de opinión por completo. Contratar a un profesional para que la deje a modo de piso piloto puede ayudar a decidir realmente si es ésa la casa que se quere.
5. Las malas vibraciones
Una vez superados los obstáculos más complicados, también hay que tener en cuenta la intuición interior. ¿Qué pasa si visitamos la vivienda y por lo que sea sentimos que no debe ser nuestra casa? Eso fue justamente lo que le pasó a Daniel cuando estaba a punto de comprar un piso nuevo: “Sobre el plano sí nos convencía, pero luego cuando vimos la casa nos pareció que tenía un salón muy pequeño y un dormitorio donde no entraba ni la cómoda y ya nos desanimamos”. Como en las relaciones personales no hay que dejarse llevar por la primera impresión. Analizando y poniendo en una balanza los pros y los contras estaremos convencidos de tomar la decisión correcta. “Es en estos momentos cuando las ideas que nos puedan dar los profesionales son vitales”, concluye Laura Dolores Rodríguez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario