Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

martes, 14 de mayo de 2013

La sentencia del TS sobre el suelo abre las puertas de par en par a millones de reclamaciones (El Mundo - 13/05/2013)

La nueva sentencia del Tribunal Supremo (TS) que condena la cláusula suelo en los casos en los que se haya comercializado sin transparencia supone un antes y un después más que relevante para los hipotecados afectados. Según Javier Gastón, socio fundador de Denunciascolectivas.com, este fallo abre las puertas de par en par para que todos los damnificados (millones, según defienden varios colectivos de consumidores) puedan reclamar en su correspondiente entidad financiera.
"La sentencia del TS ha venido a aclarar la situación jurídica de los afectados por las controvertidas cláusulas su'La sentencia del TS ha venido a aclarar la situación jurídica de los afectados'elo y abre la vía a la reclamación colectiva suponiendo un ahorro de costes para los afectados", declara Gastón. "Si bien", continúa, "hasta la fecha las reclamaciones debían cumplir con unos dudosos requisitos de falta de transparencia o bien de errores notariales en las escrituras de los préstamos, con este auto la falta de transparencia queda bien definida y abre la vía para que la mayoría de los afectados puedan reclamar la anulación de la cláusula".
Gastón incluso recuerda que la sentencia posibilita plantear reclamaciones colectivas. "El único aspecto negativo es la no retroactividad a la hora de poder reclamar los intereses pagados de más durante los últimos años", señala el responsable de Denunciascolectivas.com. Éste aclara, en este sentido, que sí se podrán reclamar los intereses pagados de más desde la fecha de la sentencia si se solicita al banco mediante un escrito.
La sentencia emitida por el Supremo crea jurisprudencia por lo que cualquier afectado, independientemente de la entidad con la que tenga contratada la hipoteca, puede acceder a reclamar basándose en los mismos criterios de falta de transparencia.
De este modo, desde Denunciascolectivas.com se indica que "los afectados que tengan sus hipotecas con las tres entidades señaladas por el TS (BBVA, Cajamar y Cajas Rurales Unidas) en la sentencia tendrán igualmente que iniciar un proceso de reclamación judicial a menos que las entidades quiten de forma voluntaria a todos sus clientes la citada cláusula". Algo que según este colectivo ve "poco probable por las implicaciones económicas que tendrían para dichas entidades".
A juicio de Agustín Azparren, magistrado en excedencia consultado por Denunciascolectivas.com, "las condiciones para que exista transparencia contenidas en la sentencia hacen que casi la totalidad de las cláusulas suelo de los contratos hipotecarios de los últimos años puedan ser anuladas en un proceso judicial". Y añade: "Si hasta la fecha, la falta de oferta vinculante solía ser necesaria para este tipo de reclamación, con las nuevas condiciones sobre transparencia exigidas por el Supremo, la existencia de oferta vinculante podría resultar incluso irrelevante".
Según Gastón, "la sentencia ha creado inicialmente una incertidumbre comprensible desde el punto de vista jurídico, al declarar nulas unas cláusulas, pero no sus efectos con carácter retroactivo". "Sin duda", prosigue, "hubiera sido mejor la devolución de los intereses pagados de más, pero mientras que la situación anterior permitía únicamente la reclamación a un número determinado de casos, de esta forma, la supresión de la cláusula suelo se abre a todos los afectados, aunque siga siendo mediante la vía judicial".
Desde Denunciascoletivas.com se ha facilitado a sus denunciantes un escrito [Pdf] para que pueda ser presentado al banco para que se pueda reclamar los intereses pagados de más desde la fecha de esta sentencia. Algo que sí es posible y que de alguna manera vendrá a compensar el tiempo que tarde la vía judicial en resolver el problema. "Este documento lo puede presentar todo el mundo, pero si no les quitan la cláusula suelo por las buenas sólo tendrá validez jurídica en una reclamación judicial", afirma Gastón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario