Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

miércoles, 29 de mayo de 2013

Se firma una hipoteca por cada ocho del boom (Cinco Días Raquel Díaz Guijarro 28/5/13)

La contratación en mínimos tras sumar 35 meses a la baja
  •  El tipo de interés medio se dispara a máximos desde mayo de 2009
  • El importe medio por hipoteca volvió a situarse por debajo de 100.000 euros

Era previsible que pasara, pero no por ello deja de ser alarmante hasta qué niveles ha caído la venta de viviendas. Los datos sobre contratación de hipotecas que publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE) lo dicen casi todo. Frente a un volumen de alrededor de 100.000 préstamos de este tipo al mes en los años locos del pasado boom inmobiliario (de 2004 a 2007), en marzo pasado apenas se suscribieron 16.270 hipotecas sobre casas. Esto es un 87% menos o casi ocho veces menos que el máximo alcanzado en septiembre de 2005, mes en el que se firmaron 129.128 hipotecas sobre viviendas, o el equivalente a más de 5.800 préstamos al día; calculado solo sobre los 22 días laborables del mes. Conclusión: hoy se suscribe una hipoteca por cada ocho de las que se firmaban durante la efervescencia de la burbuja.
La explicación a este derrumbe solo hay que buscarla en
el deterioro de la situación económica y, en especial, del empleo y, por supuesto, en las trabas que continúan imponiendo las entidades financieras para conceder esta clase de créditos.
Si a esto se le suma la desaparición de los principales incentivos fiscales a la compra y que las estadísticas ya empiezan a reflejar lo ocurrido en el mercado a partir de marzo, eso explicaría que esa debacle del 34% sea muy superior a la de febrero, cuando la caída interanual fue del 7,5% y podía incluir todavía alguna operación de finales de 2012.
El sector se encuentra, por tanto, en mínimos de la serie histórica (que arranca en 2003) después de encadenar 35 meses de caídas y, lo que es peor, con la expectativa de que no mejore mientras la banca no concluya su proceso de reestructuración y se frene el desempleo.
Tipos en máximos
Sobre los impedimentos que existen en la actualidad a obtener financiación para comprar una casa, uno de los más evidentes es el precio que se ha de pagar ahora por una hipoteca. De poco sirve que el euríbor ronde tipos mínimos: el tipo de interés medio de los préstamos hipotecarios de las cajas de ahorro se disparó en marzo a un promedio del 4,68%, con plazos de amortización de 20 años. En cuanto a los bancos, el tipo medio fue del 4,64% y el plazo 21 años. Se trata de los intereses más altos desde mayo de 2009.
Así, cada vez se contratan menos hipotecas, por plazos e importes más cortos, pero a un precio más elevado. De hecho, el capital total concedido también disminuyó un significativo 34,8% respecto al mismo mes del año pasado, hasta sumar 3.092,5 millones de euros, en tanto que el importe medio de las hipotecas constituidas sobre vivienda volvió a situarse por debajo de los 100.000 euros (en concreto en 96.676 euros), un 6,7% inferior al de un año antes.

La crisis que cambiará los hábitos del propietario

“Algo bueno traerá esta crisis”. Es la opinión generalizada de todos los expertos inmobiliarios. Incluso un promotor comentaba ayer que él no se quería perder la oportunidad de crear algo nuevo y diferente porque es en las grandes recesiones cuando se logran las mejores ideas y negocios “y la anterior crisis me la perdí”. Eso en el lado de los emprendedores, pero en el de la banca y los compradores los analistas ya ven algunos efectos palpables. El portal inmobiliario Pisos.com indicó ayer tras conocerse las cifras del INE que dicho desplome de las hipotecas obedece a que las entidades financieras siguen rebajando su exposición al sector inmobiliario y evitando riesgos a la hora de conceder estos préstamos, lo que se está traduciendo en “altos criterios” de solvencia y numerosas garantías de cobro. En su opinión, la situación es “preocupante”, sobre todo después de poner en práctica varias reformas y haber inyectado liquidez a la banca desde Europa para favorecer la concesión de crédito. “Se trata de un modelo que a corto plazo estrangula al sector, pero que a la larga será, sin duda, positivo”, aseguró en una nota.
No obstante, indicó que la caída de la concesión de hipotecas no se debe solo a la restricción del crédito, sino también al aumento de las compras al contado, como consecuencia del ajuste de los precios de la vivienda y la “prudencia” de la demanda, que ha logrado ahorrar en los últimos años, a la espera de encontrar la “oportunidad perfecta”.
“Cada mes que pasa, se compra más barato o el nivel de endeudamiento es menor. Teniendo en cuenta los criterios normales de concesión de hipotecas, volvemos a una media aproximada de precios de compra de 116.000 euros por casa”, subrayó. Y desde los bancos coinciden: “al cliente ahora lo que más le preocupa es cuánto pagará en el peor de los casos”.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario