Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

lunes, 10 de junio de 2013

Los bancos sanos venden sus pisos a precios más bajos que la Sareb (Max Jiménez Botías - El Periódico - 10/06/2013)

Uno de los motivos que dieron origen a la Sareb (Sociedad de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria) era poner en el mercado los pisos en poder de la banca con el objetivo de incentivar la demanda, lo que comportaría una bajada de precios mayor de la que se había producido. Pero ese leitmotiv parece darse de bruces con la realidad de que la Sareb se diseñó con el propósito de dar rentabilidad desde el primer ejercicio a sus accionistas. La consecuencia no deja de ser contradictoria y es que la banca denominada sana --la que no ha recurrido a ayudas públicas-- está vendiendo sus pisos más baratos que la propia Sareb en el mercado.

El banco malo, prácticamente sin estructura, ha encargado la comercialización de sus pisos a las sociedades gestoras de la banca nacionalizada y les ha dado un margen del 25% sobre el valor de transferencia de los activos para venderlo en el mercado, según diferentes fuentes. Ese margen, sin embargo, es flexible y "se negocia con la Sareb en los casos en los que se cree necesario", comentan fuentes conocedoras de la operativa. "Teniendo en cuenta que la vivienda nueva --que es lo que se está vendiendo-- se traspasó con un descuento del 54% y que se puede agregar hasta un 25%, la Sareb puede vender con un descuento del 40%. Pero los bancos sanos podemos hacerlo hasta con un 50%", comentan en una entidad que tiene en el mercado una campaña de comercialización con descuentos elevados. "La cuenta de resultados del banco no depende de la venta de los inmuebles --que en parte también--, sino de la actividad financiera. Sin embargo, para la Sareb, la cuenta de resultados depende exclusivamente de lo que vende y del precio al que lo hace", agrega.
Desde el sector, Juan Antonio Gómez-Pintado, presidente de Vía Célere, estima que la "participación de Sareb en el sector no servirá de palanca para bajar los precios, ya que por su propio plan de negocio tiene que tener una rentabilidad anual del 15%", lo que imposibilita rebajas sustanciales de los precios. Algunas fuentes estiman que el banco malo podría necesitar más capital en dos años si no acelera sus ventas, ya que las pérdidas que acumulará podrían erosionar su solvencia. "Yo creo que van a estar en pérdidas varios años. La rentabilidad que han prometido es imposible", sostiene el presidente de otra inmobiliaria.
INTERESES CRUZADOS
Además del compromiso de rentabilidad, muchas fuentes afirman que la presencia de todos los bancos --salvo el BBVA-- en el accionariado también estaría ralentizando las ventas, ya que a las entidades les interesa que estas entren poco a poco en el mercado para que así no perjudiquen las operaciones de sus propias inmobiliarias. Desde algunos bancos, sin embargo, se insiste en que su único objetivo es que la Sareb cumpla con su plan de negocio, pues esa es la razón "por la que estamos en el consejo de administración", comentan en una entidad accionista. Cumplir con ese plan significa dar una rentabilidad anual de dos dígitos. Por lo que no es posible tirar a la baja los precios en exceso.
En la Sareb, sin embargo, se niega que se haya fijado topes de venta: "Los precios se van a ir ajustando en función de la tipología de los activos", aseguraba hace unos días un alto cargo de la firma. "Nuestra misión es poner precios que permitan la venta; ese run run del 25% se ha convertido en buscar un punto de equilibrio que permita venderlos con cierta rentabilidad", añadía. La misión de la Sareb, decía, no es "ser la consolidadora del mercado inmobiliario" sino cumplir su plan de negocio.
Aunque desde las entidades que venden pisos para la Sareb se sostiene que es el mercado el que fija los precios, se reconoce que el banco malo también tarda algún tiempo desde que las inmobiliarias de las nacionalizadas actualizan sus precios hasta que se transmiten a la Sareb.

No hay comentarios:

Publicar un comentario