Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

jueves, 27 de junio de 2013

Si mi hipoteca es de 150.000 euros, ¿cuánto dinero como máximo recuperaré por la desgravación a lo largo de la vida de mi préstamo? (Iván Sáez - ABC.es - 26/6/6)

Primero de todo debemos cerciorarnos de si tenemos derecho a aplicar la deducción por adquisición de vivienda habitual, ya no solo porque constituya realmente y de manera efectiva la vivienda habitual y porque de haber tenido una vivienda habitual previa debo superar en la nueva la inversión que fue objeto de deducción en la antigua, sino porque también se tenga derecho a tal deducción a la luz de la Ley 17/2012, de 27 de diciembre, que establece a este respecto que:
- Con efectos 1 de enero de 2013 se elimina la deducción por inversión en vivienda habitual. No obstante, se añade a la Ley del IRPF una nueva disposición transitoria decimoctava para las viviendas adquiridas con anterioridad a 1 de enero de 2013. A través de la citada disposición transitoria podrán seguir aplicando la deducción por inversión en vivienda habitual conforme a la redacción de la Ley del IRPF a 31 de diciembre de 2012:

1/ Los contribuyentes que hubiesen adquirido su vivienda habitual con anterioridad a 1 de enero de 2013 o satisfecho cantidades con anterioridad a dicha fecha para la construcción de la misma.
2/ Los contribuyentes que hubieran satisfecho cantidades con anterioridad a 2013 por obras de rehabilitación o ampliación de la vivienda habitual, siempre que las citadas obras estén finalizadas antes de 1 de enero de 2017.
3/ Los contribuyentes que hubieran satisfecho cantidades para la realización de obras e instalaciones de adecuación de la vivienda habitual de las personas con discapacidad con anterioridad a 1 de enero de 2013, siempre y cundo, las citadas obras o instalaciones estén finalizadas antes del 1 de enero de 2017.
- En todo caso, será necesario que el contribuyente hubiera practicado la deducción por inversión en vivienda habitual en relación con las cantidades satisfecha para la adquisición o construcción de dicha vivienda en un periodo impositivo devengando con anterioridad a 1 de enero de 2013, salvo que hubiese adquirido una nueva vivienda habitual y no hubiese practicado la citada deducción por no superar las cantidades invertidas en la anterior vivienda habitual que fueron objeto de deducción.
Si de acuerdo a los principios anteriores usted tiene derecho a aplicar la deducción por adquisición en vivienda habitual en el ejercicio 2012 y siguientes, este régimen transitorio le permitirá deducir, en términos generales, pues las Comunidades Autónomas puede regular sobre la parte autonómica de la deducción, el 15% del principal e intereses del préstamo hipotecario satisfechos anualmente, sobre una base máxima anual de 9.040 €. Así, la deducción general máxima anual podrá ser de hasta 1.356 €.
No obstante, si la titularidad del inmueble y el préstamo asociado es compartida por ejemplo con su cónyuge o pareja, y ambos presentan declaración individual del IRPF, dicha deducción anual podrá ser de hasta el doble del importe antes mencionado.
Así, asumiendo que este régimen transitorio permanece inalterado durante toda la vida del préstamo, que la vivienda sea su vivienda habitual durante todo dicho periodo, que obtenga rendimientos durante todo el período suficientes como para sacar beneficio real de tal deducción, y que se sigan cumpliendo el resto de requisitos, la deducción máxima total será el resultado de multiplicar 1.356 € por el número de años en que se esté pagando el préstamo; y podría ser el doble en caso de que ambos cónyuges o pareja puedan disfrutar de la deducción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario