Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

martes, 23 de julio de 2013

Las familias aragonesas destinan casi el 40% de su presupuesto a la vivienda (J.L.G.Zaragoza - Heraldo.es - 23/7/13)

Las familias aragonesas no son ajenas a la crisis económica y continúan recortando sus gastos para lograr llegar a fin de mes. El año pasado redujeron sus presupuestos otro 2%, lo que ya supone una caída de casi el 8% con respecto al año 2008, cuando alzanzó los 30.340 euros anuales de media, frente a los 28.000 de 2012. Así lo confirma la última Encuesta de Presupuestos Familiares del Instituto Nacional de Estadística, que también indica que existen importantes desigualdades entre unos hogares y otros, sobre todo si se comparan aquellos en los que el sustentador principal trabaja con los que está en el paro. En el primer caso, la media nacional fue de unos 32.000 euros de presupuesto, mientras que el gasto de las familias afectadas por el desempleo se quedó en 19.000, un 32% por debajo de la media. En el caso de los jubilados o retirados ascendió a 25.817 euros.

Los hogares aragoneses, también afectados por los recortes salariales y el paro -más de 35.000 familias de la Comunidad tienen a todos sus miembros desempleados-, han reducido su gasto en casi todas las partidas, desde la alimentación a los artículos de vestir, pasando por el transporte, la cultura y el ocio. Tan solo los más necesarios, como los relativos a la vivienda, la salud y la educación, han experimentado un crecimiento durante los últimos cuatro años.

De hecho, incluso el gasto medio de las familias aragonesas en alimentación y bebidas no alcohólicas ha descendido hasta un 9% en los últimos cuatro años, una cifra que contrasta con el presupuesto destinado a alcohol y tabaco, que ha crecido un 2,5% y ya supone unos 600 euros anuales de media por hogar. Sin embargo, el mayor crecimiento en el gasto de los hogares desde 2008 lo ha experimentado el destinado a enseñanza (+50%), lo que podría explicarse por factores como el fin de la gratuidad de los libros en la Comunidad o el aumento del IVA del material escolar, que el año paso del tipo reducido al general.

Mientras el presupuesto general de las familias sigue disminuyendo, arrastrado por el desempleo y la pérdida de poder adquisitivo, la inversión en vivienda no da tregua. Las familias aragonesas dedican hasta un 38% de sus gastos a este concepto, en su mayor parte (9.500 euros, un 33%) para alquileres o hipotecas, agua, luz y electricidad, mientras que el resto (1.400, un 5%) se destina a mobiliario, equipamiento y conservación del hogar. Estos gastos no han dejado de aumentar desde 2006, cuando cada familia aragonesa dedicaba 9.400 euros al año a estos conceptos, 1.300 menos que el año pasado.

También es llamativo el gasto de los hogares de la Comunidad en salud, un concepto en el que éstas han aumentado su presupuesto hasta un 25% en un solo año. Mientras en 2011 cada familia invertía 782 euros en cuestiones sanitarias, esta cantidad aumentó casi 250 euros en 2012, cuando se situó en 1.025. El copago de medicamentos y la desfinanciación de numerosos fármacos, que entraron en vigor a lo largo del verano pasado, son los principales causantes de este fenómeno. De hecho, mientras el Gobierno de Aragón ha ahorrado más de 60 millones de euros desde que entró en vigor el nuevo modelo de financiación, los pacientes aragoneses han pasado a aportar el doble en la compra de sus medicinas. Durante el primer trimestre del año pasado pagaron alrededor del 6% del precio total de los fármacos, mientras que en el mismo periodo de 2013 sufragaron más del 12% de su valor.


El resto del presupuesto desciende

Al contrario que los gastos de vivienda, salud y educación, el resto del presupuesto sigue la tendencia decreciente de los últimos años. Desde 2008, la partida de los hogares aragoneses que más ha descendido es la que dedican a los transportes, que ha decrecido hasta un 30% para pasar de los 4.200 euros de hace cuatro años a los 2.925 de 2012.

También ha caído de forma progresiva el gasto en ocio, espectáculos y cultura, que ha recibido la última estocada con la subida del IVA. En los últimos cuatro años, el presupuesto medio que las familias aragonesas dedican a este concepto ha descendido un 21%. En la misma línea ha evolucionado el dinero invertido en artículos de vestir y calzado (-16%), así como el de comunicaciones y el de hoteles, cafés y restaurantes, que en ambos casos se ha reducido un 8%.

Pero la crisis afecta hasta a la lista de la compra de los hogares de la Comunidad, que desde 2008 han reducido su presupuesto en alimentación y bebidas no alcohólicas más de un 9%. Este descenso del gasto supone una caída de casi 500 euros al año, que en el caso de las familias más afectadas por la situación económica es mucho mayor. De hecho, las últimas encuestas de hábitos de consumo publicadas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente confirman el descenso de las ventas de productos como el pescado fresco, la ternera o el cordero, mientras que aumentan opciones más baratas como la carne de pollo o de cerdo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario