Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

lunes, 29 de julio de 2013

Solo compran casas quien tiene ahorros y venden los que bajan precios (Cinco Días 24/7/13)

El desplome de las hipotecas en mayo unido a la ligera mejora de las compraventas en ese mes confirman que adquieren viviendas quienes tienen dinero ahorrado y que venden quienes bajan precios, según fotocasa.es.
“Los inversores extranjeros, pero también nacionales, están aprovechando las oportunidades que se pueden encontrar en nuestro país en este momento de precios bajos, sobre todo en la costa”, añade.
El portal inmobiliario hace este análisis del sector a raíz de la caída del 29% de las hipotecas registrada en mayo
, según los datos difundidos este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En su opinión, esta restricción del crédito se debe a que los bancos están aplicando diferenciales muy altos para compensar los mínimos históricos que registra el euríbor.
Según pronostica, esta política se va a acentuar como consecuencia del fin de las cláusulas suelo, lo que va a complicar aún más la concesión de una hipoteca a aquellos que necesitan un crédito para comprar una vivienda. Hecha esta consideración, fotocasa advierte de que “si se consolida durante mucho tiempo esta restricción del crédito por parte de la banca, se retrasará la recuperación del mercado inmobiliario”.
Por otro lado, el portal inmobiliario señala que el 30% de los pisos que se venden en Madrid y el 20% en Barcelona cuestan menos de 150.000 euros, según extrae de sus anuncios. Fotocasa cree que el estallido de la 'burbuja' inmobiliaria, unido a la crisis económica, ha traído consigo un aumento de la oferta de vivienda a precios asequibles y en buen estado. “Estos precios son a menudo el valor de salida del inmueble, por lo que suele existir un margen de negociación adicional a la baja durante el proceso de venta”, añade.
Fotocasa.es apunta además que el aumento de las operaciones de compraventa en viviendas de menos de 150.000 euros en grandes ciudades se debe a que el perfil del comprador de este tipo de inmueble es el del pequeño ahorrador que no depende de financiación externa y que no busca rentabilidad a corto plazo mediante la venta del inmueble, sino a medio y largo plazo a través del alquiler.
Por otro lado, los propietarios de este tipo de viviendas son tanto entidades financieras como inmobiliarias y particulares, que ante la necesidad de vender, deciden ajustar los precios para hacer más atractiva su cartera de pisos a un mayor número de posibles compradores.
En cuanto a las características de estos inmuebles, la mayoría tienen una antigüedad de entre 20 y 30 años, con una superficie media de 70 metros cuadrados, cuentan con dos habitaciones y un baño en el caso de Madrid y de tres habitaciones y un baño en Barcelona, y se encuentran en buenas condiciones para entrar a vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario