Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

lunes, 1 de julio de 2013

Tinsa: El segmento de vivienda nueva se reactivará en 2015 (Elmundo.es - 27/6/13)

¿Luz al final del túnel inmobiliario? Un final que se vislumbra en 2015, según la tasadora Tinsa. Año a partir del que comenzará a crecer la demanda de vivienda a estrenar, según el informe sobre mercado residencial y de vivienda vacacional en costa elaborado por Tinsa Research.
De este modo, el mismo estudio apunta que el excedente de nuevas viviendas desocupadas no desaparecerá hasta en 2017, según se desprende de los datos de oferta y demanda. La demanda de nueva vivienda seguirá cayendo al menos hasta 2015, al estabilizarse en las 97.000 unidades anuales debido al saldo migratorio negativo, al progresivo envejecimiento de la población y al descenso de número de trabajadores.

Si se mantiene esta previsión, la bolsa de viviendas desocupadas se habrá reducido en enero de 2016 en unas 300.000 viviendas. Sin embargo, si se descuentan a esta cifra los inmuebles adquiridos como inversión a largo plazo y aquellos que la sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb) no pondrá en venta, la vivienda vacante descenderá hasta las 195.000 viviendas a principios de 2016.
El informe, presentado por el director general comercial de la compañía de valoraciones inmobiliarias, Álvaro J. Martín, y Raúl García, director de desarrollo de negocio y márketing, pronostica también que la oferta caerá hasta las 35.000 solicitudes de construcción. Asimismo, la finalización de viviendas descenderá desde las 120.000 en 2012 hasta las 50.000 en 2015, lo que muestra que "el mercado empezará a ajustarse", según ha afirmado García.
Estos cálculos permiten a Tinsa afirmar que el mercado de la nueva vivienda se debería reactivar en el segundo semestre de 2015, con un nivel de construcciones similar al de países como Francia o Alemania, de dos viviendas nuevas por cada 1.000 habitantes.

Los extranjeros, motor de la segunda residencia

En cuento al mercado de la segunda vivienda o vivienda vacacional de costa, se ha pasado de una demanda de 100.000 viviendas en 2005 ó 2006 a unos 20.000 inmuebles de previsión en 2015. Sólo la población extranjera ha demandado un mayor número de inmuebles de este tipo de vivienda en los últimos años, aunque a niveles muy inferiores a los años previos a la crisis. Mientras en 2006 la cifra era de 17.212 viviendas, en 2012 la demanda fue de 3.607.
Según García, "no hay acciones decididas para la promoción" de segunda vivienda en España, aspecto que sería importante porque España es el destino residencial preferido por los europeos, según ha asegurado el director de desarrollo citando a Eurostat.
Por último, el precio de la vivienda vacacional es muy heterogéneo. En la costa mediterránea, por ejemplo, la caída es del 43,2%, seis puntos menos que la media nacional. Por el contrario, en Baleares y Canarias el ajuste es del 27,9%.


No hay comentarios:

Publicar un comentario