Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

miércoles, 21 de agosto de 2013

El gasto en vivienda nueva retrocede hasta niveles de 1998 (Cinco Días Jaume Viñas 21/8/13)

  • Los hogares destinan hoy el 2% del PIB a la compra de casas nuevas frente al 9% de 2006
  • El consumo total de bienes gravados con IVA cae un 20% desde el inicio de la crisis
En algunos aspectos, la economía española ha regresado a los tiempos en que todavía circulaba la peseta. El mercado inmobiliario es el principal exponente de este retroceso. El gasto en vivienda nueva de los españoles se situó en 25.385 millones en 2012, una cifra solo comparable con los 23.787 millones destinados al mismo concepto en 1998. Si se tuviera en cuenta la inflación, el retroceso sería todavía mayor. El gasto en vivienda nueva representa hoy el 2% del PIB frente al 9% (84.890 millones) registrado en 2006. Supone el nivel más bajo de la serie histórica de Hacienda que se inicia en 1997.
La estadística anual de recaudación de la Agencia Tributaria refleja el gasto de consumidores y Administraciones Públicas en bienes y servicios gravados con IVA. Por este motivo,
los datos no incorporan las adquisiciones de vivienda de segunda mano, que no aplican este tributo. En 2006, la vivienda nueva representaba el 28% del gasto total sujeto a IVA de los hogares españoles. Hoy, el porcentaje se encuentra en el 8,4%.
El excesivo peso del mercado inmobiliario supuso durante los años del boom una fuente de ingresos públicos sin precedentes y un desincentivo para que la clase política se atreviera a pinchar la burbuja. La recaudación por IVA ascendió en 2007 a 55.851 millones, una cifra que dos años más tarde cayó hasta los 33.567 millones. Ante este descenso, primero el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2010 y después el Ejecutivo de Rajoy en 2012, optaron por elevar el tributo. Ello ha permitido recuperar la recaudación, pero ha hundido más el consumo.
El gasto final sujeto a IVA –que incluye el consumo de familias y Administraciones Públicas– cerró el año anterior en 388.263 millones, un 20% menos que en 2007. La moderación salarial y las subidas fiscales impiden que el consumo de los hogares se recupere. Además, la caída del precio de la vivienda no es suficiente para reactivar el mercado inmobiliario y el sector público no puede actuar de contrapeso en un momento en que Bruselas y el mercado exigen seguir la senda de la austeridad.

Cinco puntos de subida fiscal en solo dos años

El próximo uno de septiembre se cumplirá un año desde que el Gobierno de Mariano Rajoy decidió subir el tipo general del IVA del 18% al 21% y el reducido del 8% al 10%. Supuso el mayor incremento del principal impuesto indirecto registrado en España. En julio de 2010, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero ya elevó del 16% al 18% el IVA.
Así, en dos años, los consumidores han sufrido un incremento sin precedentes de cinco puntos. Y, a pesar de ello, España sigue siendo uno de los países que menos ingresa por IVA en la Unión Europea. La recaudación media en los Veintisiete (sin incluir todavía a Croacia) se mueve en torno al 7% del PIB y, en el caso español, no alcanza el 5%. La Comisión Europea insiste en sus recomendaciones de que España tiene margen para elevar el IVA y ello puede realizarse sin tocar los tipos impositivos.
Bruselas entiende que el Ejecutivo de Mariano Rajoy debería aplicar el tipo general a bienes y servicios que hoy tributan a los tipos reducidos del 4% o del 10%. Entre los sectores bonificados se encuentra el turismo (bares y restaurantes aplican un IVAdel 10%). Sin embargo, el Ejecutivo insiste en que no planea perjudicar una de las pocas actividades económicas que están dando muestras de recuperación.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario