Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

lunes, 12 de agosto de 2013

El metro cuadrado de vivienda libre solo es 73 euros más caro que el de VPO (Heraldo.es J.L.G. 11/8/13)

El precio de los pisos protegidos ha subido durante los últimos años, mientras el resto de inmuebles han experimentado una gran caída, sobre todo los de segunda mano. Una vivienda usada puede ser más barata que una VPO.
Muy atrás ha quedado aquella época en la que conseguir un piso de protección oficial era un premio muy codiciado al que no todos tenían la fortuna de poder acceder. Sin embargo, el desempleo, la falta de financiación, el fin de las ayudas y deducciones y, sobre todo, el precio que han alcanzado en los últimos años, han hecho descender tanto la demanda como la oferta de VPO. Mientras la crisis económica y el estallido de la burbuja inmobiliaria han desplomado el precio de la vivienda libre, sobre todo la de segunda mano, el de los inmuebles de protección oficial ha mantenido una tendencia creciente que poco o nada se corresponde con la situación del mercado actual.

En el primer trimestre de 2008, cuando el precio de la vivienda libre alcanzó su máximo valor en Aragón, la diferencia entre el valor del metro cuadrado con respecto al de VPO era de
912 euros. Desde entonces, el precio de las viviendas del mercado libre ha descendido un 35% -en 2008 costaba 1.960 euros el metro y ahora 1.270-, mientras que el de la protegida se ha incrementado un 10% en poco más de cuatro años y casi un 40% en comparación con el año 2005, según los datos proporcionados por el Ministerio de Fomento. Estas estadísticas indican que el metro cuadrado de vivienda libre costaba 1.270 euros en junio, frente a los 1.197 de la protegida.
De esta forma, la diferencia entre uno y otro tipo de vivienda no ha dejado de reducirse desde 2008, cuando los efectos de la crisis comenzaron a ser palpables en el mercado inmobiliario. Aquellos 912 euros por cada metro cuadrado que debía desembolsar un comprador que no hubiera sido agraciado con una VPO se han convertido en apenas 73, una cantidad 12 veces menor. En aquel entonces, por lo tanto, la diferencia entre un piso de 100 metros cuadrados libre y uno de protección alcanzaba, de media, los 91.000 euros, que en muchas ocasiones significaban la posibilidad de poder comprar un piso o de quedarse a las puertas.
Más de cuatro años después, la brecha económica entre esos mismos dos inmuebles sería de 7.000 euros. Un montante no despreciable, pero que evita los papeleos y requisitos que hasta ahora se debían cumplir para tener acceso a una vivienda subvencionada. Ahora, debido al descenso de la demanda de VPO y la pérdida de interés por este tipo de promociones, la DGA ha decidido cambiar la normativa de forma temporal para reactivar la compraventa de las viviendas protegidas.
Pero la diferencia de precios entre unos inmuebles y otros no solo cayó durante los primeros años de la crisis. Durante los últimos 12 meses la brecha entre el valor de la vivienda libre y la VPO se ha reducido en más de la dos terceras partes, pasando de los 258 euros por metro cuadrado que las separaban al final del segundo trimestre de 2012 a los 73 de la actualidad.


La vivienda usada, más barata
Si las diferencias de precio entre las promociones libres y las de protección oficial son cada vez más reducidas, el todavía mayor desplome del valor de la vivienda usada -se ha reducido a la mitad desde 2007- ha hecho que las viviendas de más de dos años sean incluso más baratas que las VPO en Aragón.
Según los últimos datos de Fomento, correspondientes al segundo trimestre de este año, el metro cuadrado de vivienda usada de más de dos años se ha situado en 1.192 euros, cinco menos que el de las protegidas, que cuesta una media de 1.197 en la actualidad. Los inmuebles libres de menos de dos años, sin embargo, se encuentran más lejos de estos precios, y el valor del metro cuadrado alcanza los 1.460 euros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario