Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

viernes, 24 de enero de 2014

Al menos 61.339 hogares aragoneses pagan la luz con el bono social(24/01/2014-Heraldo de Aragón)

Se trata de una tarifa a la que no se aplican las subidas del recibo y a la que se pueden acoger personas con la pensión mínima y familias numerosas, entre otros.
Familias numerosas, hogares con todos sus miembros en paro y pensionistas que perciben la pensión mínima. Estos son tres de los grupos de población que el Gobierno considera, desde el año 2009, como los colectivos más vulnerables de la sociedad y que, por tanto, pueden acceder a la llamada tarifa social eléctrica o bono social. En Aragón, según los datos facilitados por el Ministerio de Industria, al menos 61.339 hogares estarían adscritos a este mecanismo.
Este bono es una medida de carácter social que entró en vigor el 1 de julio de 2009 junto a la Tarifa de Último Recurso (TUR). Consiste en la congelación de la tarifa vigente que en esa fecha tenían cuatro colectivos: los clientes domésticos con una potencia contratada inferior a 3 KW; los pensionistas con prestaciones mínimas; las familias numerosas y los hogares en los que todos sus integrantes se encuentren en situación de desempleo.

Cuando entró en vigor la medida, el Gobierno estimó que afectaría a unos cinco millones de personas en toda España. El ahorro que les ha supuesto el bono social a estas personas en dificultades económicas no es baladí, porque algunas asociaciones de consumidores, como Facua o la OCU, estiman que desde 2008 hasta hoy el precio de la luz se ha encarecido un 60%.

En Aragón, al menos 61.339 hogares pagarían sus recibos a través de esta tarifa. Estos datos hacen referencia al tercer trimestre del año 2013. Son los datos más actualizados en poder del Ejecutivo, según refiere.

El Ministerio de Industria indicaba hace unos días en el Congreso, basándose en datos de 2012, que la mayoría de esos más de 61.00 hogares (al menos 44.761) se beneficiaban de la tarifa social porque tenían contratados menos de tres kilowatios (kW) de potencia. Estos clientes fueron los únicos que se vieron incluidos de forma automática en la tarifa en 2009.

El resto de colectivos beneficiarios (familias numerosas, hogares con todos sus miembros en paro y pensionistas que perciben la pensión mínima) tuvieron que solicitarlo y justificar documentalmente su situación. En este sentido, varias asociaciones de consumidores criticaron que los requisitos establecidos eran especialmente rígidos.

"Desde nuestro punto de vista el bono social debería ser más asequible", explica José Ángel Oliván, presidente de la Unión de Consumidores de Aragón (UCA), quien opina que en el momento actual "pagar menos luz no es el problema, el problema es que hay gente que no puede acceder a ninguna de las tarifas actuales".

La Ley Eléctrica, a la que dio luz verde el Congreso de los Diputados en su última sesión de 2013, incluye el endurecimiento de los requisitos de acceso a esta tarifa, tal y como anunció el ministro Soria en julio de 2013.


Escasa publicidad
Pero Oliván asevera que los requisitos que se pusieron para acceder a esta tarifa no son tan restrictivos como el hecho de que apenas se le haya dado publicidad. "Hay mucha más gente que podría beneficiarse de esta tarifa en Aragón y no lo hacen porque desconocen que existe", indica el presidente de UCA.

"La mayor parte de la población adscrita al bono social lo tienen porque les han hecho las gestiones desde los servicios sociales de base. Hay que quitarse el sombrero por esta labor", incide Oliván.

En 2012, entre los hogares acogidos al bono social, a parte de los citados más arriba con contratos inferiores a los 3 kW, aparecían 11.898 perceptores de pensiones mínimas, 3.569 familias numerosas y 793 familias con todos sus miembros en situación de desempleo.

Junto a la cifra total de beneficiarios actualizada a 2013, Industria no ha facilitado qué cantidad de beneficiarios pertenece a cada grupo y se ha limitado a especificar su ubicación geográfica. En este sentido refieren que el 53% de los hogares está situado en Zaragoza, el 32% en Teruel y el 15% en Huesca.

750 euros al año
A parte del cambio de las condiciones de acceso, otra de las modificaciones importantes que incluía la Ley Eléctrica convalidada por el Congreso consistía en que el coste total del bono social recayera sobre el resto de consumidores en lugar de entre las empresas eléctricas, como funcionaba hasta ahora.

Según la Encuesta de Presupuestos Familiares del Instituto Nacional de Estadística (INE), las familias aragonesas destinan unos 750 euros al año a pagar la factura de la luz. Este importe, sumado a los estimados para pagar agua, gas y otros gastos energéticos, supone en el escenario económico actual más del 10% del total de ingresos de las familias. Es lo que se ha llamado 'pobreza energética' y se estima que más de un 10% de los hogares de Aragón la sufren.

La Cumbre Social Aragonesa, que aglutina a sindicatos y diferentes asociaciones, ya ha pedido soluciones "vía normativa" para erradicar esta situación y ayuntamientos como el de Ejea de los Caballeros han habilitado partidas presupuestarias para ayudar a sus vecinos a hacer frente a los gastos energéticos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario