Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

jueves, 3 de abril de 2014

Los desahucios por problemas con los alquileres ya superan a los de las hipotecas en Aragón(3/04/14Heraldo de Aragón/V.Milán)


Según los datos del CGPJ un 55% de los desahucios iniciados en Aragón ya responde a los arrendamientos.
El cambio en el sector inmobiliario y el desgaste de la crisis ha hecho que lo que antes parecía poco habitual se haya convertido en cotidiano. Tras varios años de subida descontrolada a raíz de la recesión, el último informe sobre los procesos de desahucio publicado por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) reveló que durante 2013 estos habían descendido. En concreto, en Aragón se iniciaron 1.641 desahucios -400 menos que el curso anterior-, pero la mayoría de ellos ya no han tenido como motivo un problema con el pago de la hipoteca, sino el impago de un alquiler.



Según la estadística del CGPJ hasta un 55% de los desahucios producidos el año pasado respondieron a problemas de arrendamiento, un dato que se extrae del número de lanzamientos practicados por los Juzgados de Primera Instancia, y que al ser la primera vez que se recogen no pueden ser puestos en perspectiva.
Sin embargo, el dato no ha sorprendido a los miembros de Stop Desahucios en Zaragoza, que hasta valoran como “algo cortos” los registros ofrecidos por la estadística a este respecto. “Nosotros desde hace varios meses estamos atendiendo hasta cuatro veces más casos de personas en riesgo de desahucio por impago de alquileres que por problemas hipotecarios”, explica Pablo Híjar, miembro de la plataforma y encargado de poner en marcha desde hace escasas semanas una asamblea para tratar de forma específica los casos de inquilinos con problemas.
Entre la causas que producen este cambio de tendencia el CGPJ identifica ”la publicación de la Ley de medidas para reforzar la protección de deudores hipotecarios, reestructuración de deuda y alquiler social”, algo en lo que coincide en parte Híjar, pero señalando que algunas medidas como el llamado 'desahucio express' -aprobado en la pasada primavera para proteger a los pequeños propietarios según el Gobierno, pero que permite el desahucio de inquilinos morosos en un plazo de 10 a 15 días- han acabado provocando el ascenso de las denuncias de este tipo.
Además, desde Stop Desahucios se hace hincapié en los nuevos regímenes de propietarios e inquilinos que ha producido el desgaste de la crisis. La plataforma explica que cada vez son más las familias que salvaron el riesgo de desahucio por impago de la hipoteca, pero que acabaron llegando a un acuerdo con el mismo banco para pasar a vivir en pisos que son propiedad de la entidad en régimen de alquiler. "Por lo que el problema no acaba de desaparecer”, explica Híjar.
Las VPOs tampoco se quedan fuera
Ante estas nuevas situaciones tanto los abogados que colaboran con el colectivo como sus voluntarios han tenido que cambiar la forma de afrontar el conflicto. “No es lo mismo dirimir un problema con un casero particular, que es cuando intentamos mediar, que con un banco” comenta Híjar, que explica que en las asambleas llega gente de todo tipo, muchas de ellas con verdaderos problemas sociales y otras a las que su situación de alquiler se les ha complicado por la crisis.
“Viene mucha gente de los bloques de VPO de Parque Goya o de Valdespartera, familias que cuentan con un alquiler con opción de compra en muchos casos que pese a ser subvencionado no baja de los 400 euros, cuando ahora mismo en el mercado se pueden encontrar opciones más asequibles”.
El Sareb como casero
Pero además, el nuevo escenario ha dejado situaciones un tanto rocambolescas. Ese es el caso de Pedro y su familia. Con cinco hijos y escasos recursos, vivían desde hace unos años en el barrio Oliver de la capital aragonesa de alquiler, hasta que un día se enteraron de que su anterior casero había sido expropiado y les tocaba rendir cuentas ante el llamado 'Banco Malo', que acabó haciéndose cargo de la propiedad. “Este es el primer caso de un desahucio de alquiler en un inmueble transferido al Sareb que llega a la plataforma en Zaragoza y fue nuestra primera victoria.” comenta Híjar, después de que en enero consiguieran un acuerdo para que la familia continuara por un alquiler reducido.
Pese a ser el primero, en Stop Desahucios avisan de que no les sorprenderían que, como en otras comunidades, el Sareb esté aprovechándose de pisos ocupados en alquiler para amortiguar la inversión durante un tiempo y así poder venderlo posteriormente con un precio más atractivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario