Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

martes, 22 de abril de 2014

Particulares y cooperativas copan ya el 55% de las promociones de vivienda nueva (I.M. - Heraldo de Aragón - 22/04/2014)

 La construcción de viviendas en Aragón no solo se ha desplomado en los últimos años. También ha cambiado de manos. La crisis del sector ha restado protagonismo a las empresas promotoras, y ahora son las iniciativas particulares y las cooperativas las que toman el mando a la hora de levantar su propia casa.
Así se desprende de los últimos datos aportados por el Ministerio de Fomento sobre certificación de nuevos edificios. Según este informe, el año pasado se dio el visto bueno a un total de 2.015 viviendas, y detrás de solo 878 (43%) se encontraba una sociedad mercantil. En 2008, por ejemplo, cuando se certificaron más de 18.000 viviendas en la Comunidad, fueron 15.148 (83%) las levantadas por una empresa promotora.

Ahora, en cambio, cobran fuerza otro tipo de iniciativas: las ciudadanas. De esas dos mil viviendas nuevas del año pasado, el 55% partieron de personas físicas o comunidades de propietarios (24%) y de cooperativas (31%), hasta sumar más de 1.100 casas. En 2008, apenas alcanzaron el 15%.

Una tendencia que va a ir a más. Hay tener en cuenta que estos datos reflejan las obras acabadas, o lo que es lo mismo, que se comenzaron a construir hace 2-3 años. Según señala la Asociación Hipotecaria Española (AHE), el año pasado se concedió licencia para la construcción de 33.800 viviendas, de las que el 60% partieron de ciudadanos que decidieron levantar su propia casa en régimen de autopromoción, frente al 14% de las empresas promotoras, lo que "evidencia el severo ajuste que en los últimos años ha sufrido el sector", explican desde AHE.


114.000 pisos nuevos en diez años
Sean quienes sean los protagonistas de la construcción en Aragón, las cifras reflejan un parón crítico en el sector. El ritmo de crecimiento se ha visto ralentizado por el estallido de la burbuja inmobiliaria, la inestabilidad laboral y las dificultades para acceder a un crédito hipotecario.

En la actualidad es el mercado de segunda mano el único que genera cierto movimiento de compra-ventas, mientras el de vivienda nueva apenas tiene salida. Las transacciones de pisos usados representan ya más del 65% del total.

Pese al parón, en la última década, la Comunidad ha ganado 114.000 pisos nuevos -la mayoría antes de la crisis- hasta alcanzar las 785.000 viviendas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario