Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

martes, 24 de junio de 2014

El Gobierno aumenta la presión fiscal al alquiler (El Mundo - 23/06/2014)

Poco a poco se van desgranando las medidas de la reforma fiscal del Gobierno y la letra pequeña va saliendo a la luz. Es en este apartado, a la sombra de las grandes medidas anunciadas a bombo y platillo, donde aparecen los cambios en materia de vivienda. La principal, el aumento de la presión fiscal a los propietarios que arrienden sus casas en forma de menos deducciones e incentivos tributarios. [También liquida la deducción estatal para inquilinos a partir de 2015]
Según ha explicado en rueda de prensa el secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, se introducen cambios en el tratamiento fiscal al alquiler de vivienda. Los propietarios de casas en arrendamiento verán menguadas sus deducciones fiscales por las rentas obtenidas a partir del 1 de enero de 2015.
En concreto, el Ejecutivo reduce, en el anteproyecto de Ley fiscal, la cantidad exenta en el IRPF de este rendimiento del capital mobiliario al 50% de manera general. Actualmente, la exención de estos ingresos vía alquiler está en el 60% y en el 100% si se alquila a menores de 30 años -el PP llegó incluso a pedir en 2011 que este umbral se subiera a los 35 años-.
Esta medida choca con la política de impulso al arrendamiento que abanderaba el Ejecutivo
El secretario de Estado ha justificado esta medida apuntando que "la situación ha cambiado" en el mercado de alquiler, donde "se ha producido una mejora", por lo que es conveniente limitar ese "tratamiento no neutral" que recibía este régimen.
Esta medida y estas declaraciones chocan con la política de impulso al arrendamiento que el Ejecutivo, a través del Ministerio de Fomento, había abanderado desde su llegada a La Moncloa. Y es que el alquiler, junto con la rehabilitación, representa uno de los pilares fundamentales en la política de vivienda del departamento que dirige la ministra Ana Pastor.
Igualmente, Ferre ha dejado claro que no habrá más cambios en lo que a tributación sobre la vivienda se refiere, por lo que aquellos que compraron su vivienda habitual antes del 1 de enero de 2013 seguirán disfrutando de la deducción correspondiente, y ésta en ningún caso se imputará como renta. En el caso de las segundas viviendas y sucesivas, el Gobierno tampoco ha optado por incrementar su imputación como renta.

Dación en pago y plusvalía municipal no tributarán

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha introducido además en el marco de la reforma fiscal que en el IRPF esté eximida la ganancia patrimonial derivada de la dación en pago de la vivienda habitual. También estará exenta de la tributación la conocida como plusvalía municipal siempre que el importe obtenido en la transmisión se reinvierta en la adquisición de una nueva vivienda habitual.
Hasta ahora, las ganancias patrimoniales por daciones en pago sólo estaban exentas del pago de impuestos cuando concurrieran todas las circunstancias establecidas en la ley de 2013 que refuerza la protección a los deudores hipotecarios y que sólo eximía a quienes estuvieran situados en el denominado "umbral de exclusión". En el resto de casos, si la dación se había producido cuando a la familia todavía le quedaba por devolver del préstamo un importe superior al del precio de compra de la vivienda, se generaba una ganancia patrimonial por la que había que tributar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario