Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

miércoles, 2 de julio de 2014

Renta 2014: Truco para seguir deduciéndote el alquiler el año que viene (E. Pastrana - ABC -02/07/2014)

La última reforma fiscal del Gobierno determina que a partir del año que viene desaparecerán las deducciones por alquiler para los inquilinos y se recortará la reducción para el propietario. Eso significa que todos aquellos que quieran irse de alquiler deberían hacerlo lo antes posible, antes de que termine el año, ya que si su contrato se firma en el 2014 podrán seguir acogiéndose a la deducción por alquiler.
Algo que también deben tener en cuenta quienes ya están viviendo de alquiler. Normalmente los contratos son anuales y se prorrogan automáticamente cuando vencen. Eso implica que cada año nos acogemos a un nuevo contrato aunque solo hayamos firmado un documento y que si el nuestro se firmó por ejemplo en enero, estaremos afectados por la nueva reforma.
«Se articula un régimen transitorio para los alquileres de vivienda efectuados con anterioridad a 2015 de manera que la supresión sólo afectará a nuevos alquileres», reza el anteproyecto de Ley.
Sin embargo, existe una forma de que sigamos beneficiándonos de la deducción durante todo el año: firmar un nuevo contrato con el casero en diciembre de 2014. «Los contratos celebrados hasta la entrada en vigor se van a acoger a esta deducción», confirma Carlos Cruzado, presidente de Gestha (Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda).
Cabe recordar que por la exención estatal hasta ahora el inquilino podía deducirse el 10,05% de lo que había pagado por su alquiler durante el año siempre y cuando la base imponible no superase los 17.707,20 euros.
En el caso del propietario las reducciones eran de un 60% con carácter general y de un 100% para aquellos que tuvieran inquilinos menores de 35 años. Ahora será como máximo del 50%.

El peligro de la aplicación retroactiva

Algunos analistas advierten de que a pesar de que el contribuyente formalice un contrato en diciembre para seguir beneficiándose de la deducción existe el peligro de que el Gobierno decida aplicar de forma retroactiva esta nueva normativa. Algo que en principio parece inconstitucional pero que ya se intentó al acabar con otras reducciones fiscales que afectan a la vivienda. «Ya ocurrió cuando se eliminó la deducción por compra de vivienda habitual», recuerda Carlos Cruzado. En efecto, el Gobierno sopesó aplicar esta reducción también a los contratos firmados antes de enero de 2013, pero finalmente no lo hizo.

Las deducciones autonómicas, la clave

A pesar de que se elimina la deducción estatal. La clave de la deducción por alquiler sigue estando en gran parte en manos de las comunidades autónomas. Por ejemplo, la Comunidad de Madrid ya ha anunciado que mantendrá la deducción por alquiler de vivienda habitual que es hasta del 20% para menores de 35 años con un límite de 840 euros. También Navarra, Galicia, Valencia, Castilla la Mancha, Castilla y León, Aragón, Andalucía, Asturias, Cantabria y Canarias ofrecen deducciones para los arrendatarios.

100.000 pasarán a negro

La Fundación de las Cajas de Ahorro (Funcas) advierte de que por la desaparición de las deducciones el 30% de los contribuyentes no notará la rebaja en el IRPF anunciada y el 3% incluso pagará más.
Con la reforma se crea un incentivo para dejar de declarar los arrendamientos y que por lo tanto las cantidades satisfechas por alquiler pasen a formar parte de la economía sumergida.
El porcentaje de alquileres que no se declara actualmente, según las estimaciones de Arrenta, es del 10% del total, aproximadamente 200.000, con una renta media de 7.200 euros anuales. Esto supone 1.400 millones de euros al año, el 0,12% de PIB. La cifra puede incrementarse hasta 2.160 millones con las nuevas medidas 100.000 arrendamientos más pasarían a negro.
La clave de que el contribuyente siga ganando y declare este incentivo reside en lo que decidan hacer las autonomías: si mantienen las deducciones ganan los contribuyentes, si las eliminan, ganará la economía sumergida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario