Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

jueves, 28 de agosto de 2014

El Gobierno se plantea una moratoria en la normativa de los desahucios (EP- El País -24/08/2014)

El Gobierno valora la posibilidad de ampliar la vigencia de la moratoria de las ejecuciones hipotecarias, que acaba el próximo mes de noviembre, dado que esta medida "continúa siendo necesaria" a juicio del ministro de Economía, Luis de Guindos, para quien las medidas adoptadas hasta ahora para proteger a los deudores hipotecarios de buena fe en situación de insolvencia sobrevenida están teniendo "un impacto positivo", aunque no incluyan a todos los españoles que se enfrenten a un desahucio.
En una nueva toma de una entrevista concedida a Europa Press, el ministro de Economía asegura que el Ejecutivo está "atento" a la evolución de los desahucios que, según los últimos datos del Banco de España, cayeron un 8,87% el año pasado en relación con las viviendas habituales, aunque se incrementaron en términos generales. También se redujeron un 57% las entregas judiciales con intervención de la policía.
Durante 2013 se produjeron casi 39.000 desahucios, lo que, en opinión del ministro, hace que "continúe siendo necesario" mantener medidas como la moratoria de dos años que se aprobó mediante decreto ley en noviembre de 2012 y que, por tanto, caducará en apenas tres meses. "Valoraremos la situación y si continúa siendo necesaria, que yo creo que continúa siéndolo, por supuesto se extenderá su duración", afirmó De Guindos al respecto.
Con respecto a la reforma de las administraciones públicas, De Guindos avanza que este mes de septiembre el Ejecutivo hará un "análisis detallado" del efecto que han tenido las medidas ya adoptadas, tanto desde el punto de vista de los costes como de la simplificación administrativa, un ámbito en el que se ha realizado "un esfuerzo importante".
De Guindos considera que la otra vía de actuación prioritaria para consolidar la recuperación es mejorar la financiación de las empresas, fundamentalmente a través de cauces no bancarios. Por eso, en septiembre su departamento presentará la nueva Ley Financiera.

Evitar otro Gowex

En dicha norma, se pondrán en marcha "todos los sistemas" para que situaciones "singulares pero graves" como la de Gowex "no se produzcan", obligando por ejemplo a que las empresas que participen en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) deban ser auditadas por firmas que cumplan unos "requisitos específicos" y que a partir de los 500 millones de capitalización bursátil deban pasar al mercado continuo. También se incrementará la capacidad de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para pedir información y controlar a Bolsas y Mercados Españoles (BME).
También se regulará el crowdfunding "aproximándose a los países más avanzados". Entre otras cosas, se distinguirá entre los inversores no cualificados y los cualificados, que estarán menos protegidos pero tendrán cauces más flexibles, y se obligará a las entidades financieras a preavisar a las pymes antes de reducir su financiación "si están al día en el cumplimiento de sus obligaciones de deuda".

Bankia

De Guindos descarta que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) vaya a vender nuevas participaciones de BFA-Bankia al menos hasta octubre, cuando se conocerán los resultados de los test de estrés que realizará el Banco Central Europeo (BCE) a un total de 124 bancos europeos (15 españoles) y que confía que la entidad que preside José Ignacio Goirigolzarri supere "con nota".
"Después de octubre tendremos un panorama mucho más claro y clarificado, no sólo de la banca española o de Bankia, sino del conjunto de la banca europea. Ahora tenemos un hito muy importante que terminará en un par de meses y, a partir de ahí, se analizarán todas las alternativas disponibles. Pero estoy convencido de que Bankia va a superar las pruebas de esfuerzo con buena nota", afirmó el titular de Economía, que cree igualmente que el resto del sector financiero español está "bien preparado" para afrontar estos test.
Preguntado sobre la posibilidad de que la venta de un nuevo tramo accionarial se limite a menos del 10% de la participación pública actual, que a 1 de agosto ascendía al 61,5% del capital social, para mantener el control de la entidad, De Guindos asegura que no hay "nada predeterminado" en ese sentido, si bien matizó que se puede conservar el control con menos del 50% siempre y cuando se sea el accionista mayoritario.

Devolución del rescate

Por otra parte, el ministro de Economía no descarta que "en el futuro próximo" el FROB pueda decidir devolver anticipadamente nuevos tramos del rescate europeo, como ya sucedió a principios de julio, cuando España reintegró al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) 1.300 millones de euros de forma voluntaria.
"Es una posibilidad que está ahí. Fue una señal positiva, en la dirección correcta, y supongo que esas señales se pueden seguir reproduciendo en el futuro próximo", señaló, sin querer adelantar fechas o cantidades concretas.
La otra cara de la moneda del rescate financiero es la recuperación de los fondos públicos que se inyectaron en distintas entidades bancarias, y que rozan los 61.500 millones de euros desde el año 2009, de los cuales 39.000 millones corresponden a la ayuda europea solicitada por el Ejecutivo 'popular' en 2012. De ellos, ya se han recuperado unos 5.000 millones gracias a la venta de NCG y Catalunya Banc.
En este sentido, el ministro eludió cuantificar qué cantidad del dinero restante podrá reintegrarse a las arcas públicas, aunque insistió en que se hará "todo lo posible" por recuperar "una gran mayoría". Para ello, será fundamental cómo se actúe en relación con el Banco Mare Nostrum (BMN) y, sobre todo, con Bankia, que tienen "mucho valor implícito" a través del cual se debe "maximizar el retorno".
En cualquier caso, y aunque De Guindos se hace responsable "sólo de las ayudas inyectadas" y, en este punto, subrayó que el principal reproche que se puede hacer al anterior Gobierno del PSOE en esta materia no es que inyectara más de 30.000 millones de euros a la banca, sino que lo hiciera "sin realizar la reestructuración" del sector.
En cualquier caso, con la puesta en marcha del nuevo supervisor bancario único y del mecanismo de resolución europeo se produce "un cambio de mentalidad" completo, ya que el 90% de las entidades españolas pasarán a estar supervisadas por el BCE y las decisiones sobre su resolución o reestructuración se tomarán en instancias comunitarias.
Finalmente, en relación con la posibilidad de que el propio De Guindos sea nombrado nuevo presidente del Eurogrupo en el próximo Consejo Europeo previsto para el 30 de agosto, el ministro declinó entrar en "especulaciones de futuro" y se limitó a señalar que está "a disposición" de Rajoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario