Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

jueves, 25 de septiembre de 2014

El número de solicitantes de VPO en Aragón cae un 30% en solo 3 años (Heraldo.es V.M. 25/9/14)

El descenso de la demanda y la equidad de los precios con la vivienda libre ha enterrado las solicitudes de vivienda protegida.
VPO en la Plaza de la Memoria Histórica, en Torrero. P. F.

Qué atrás quedan ya aquellas imágenes de multitudinarios salones de actos donde unos pocos afortunados recibían con alegría ser los nuevos propietarios -y deudores- de una vivienda de protección oficial. El colapso del mercado inmobiliario, la escasa demanda actual y la bajada de precios que viene presentando en los últimos años la vivienda libre ha rebajado en gran forma el número de solicitantes de vivienda protegida en Aragón hasta en un 30% desde 2010, según se recoge en el último informe sobre la Situación Económica y Social de Aragón elaborado por el CESA.

Según esta memoria, a finales de 2013 figuraban en las listas de los solicitantes de VPO un total de 22.475 personas, casi 10.000 menos de las que aspiraban a una vivienda en 2010. El motivo del descenso en esta lista de espera, que llegó a mantenerse en torno a los 50.000 aspirantes a mediados de la pasada década, se debe en su mayor parte a la escasa diferencia que presentan actualmente los precios de las promociones protegidas con respecto a las libres, las cuales han ido abaratándose hasta hacer competencia directa a la oferta pública. No en vano, en 2008 la diferencia entre el metro cuadrado de un piso de obra nueva y de uno protegido ascendía a la nada desdeñable cifra de 805 euros, un montante que en los últimos años se ha ido reduciendo hasta tocar fondo en el primer trimestre de este año, cuando la diferencia se situaba en apenas 58.

Ante esta situación, la DGA buscó hace ahora poco más de un año reordenar la política de vivienda protegida con el nuevo plan de vivienda 2013-2015. Una nueva hoja de ruta que busca hacer de la rehabilitación y el alquiler de las viviendas ya construidas los nuevos pilares básicos, y que además permitía que los nuevos solicitantes ya no tuvieran que registrarse en el conocido proceso del Toc-Toc, dando la posibilidad de negociar directamente con promotores que tuvieran promociones sin adjudicar; facilidad que, sin embargo, parece que no ha acabado de cuajar por el momento, ya que el número de registros por la vía anterior se ha mantenido -e incluso elevado levemente- de 2012 a 2013.

Sin nuevas promociones a la vista
Como es normal, ante el exceso de 'stock' las nuevas promociones han quedado en prácticamente en punto muerto, sin registrarse solicitudes de obra nueva en lo que va de año, y con la construcción detenida a excepción de las más de 300 nuevas viviendas ya previstas en el entorno del Príncipe Felipe. Un parón que, aunque ha contribuido a la ralentización de la construcción, ha ayudado a equiparar el número de obras terminadas en los últimos años con el número de ventas. Y es que, 2013 fue el primer año en el que la proporción de promociones de VPO terminadas y calificadas (936, 2.609 menos en relación al año anterior), fue casi igual al número de ventas concretadas (856), siendo incluso asumido el sobrante de ese año por el total de nuevos compradores que se ha concretado en lo que va de 2014, un total de 294, según se informa desde la DGA.

Desde el Departamento de Obras Públicas se hace hincapié en que la tendencia establecida por el nuevo plan rector de vivienda protegida es la de potenciar el alquiler y la rehabilitación de las viviendas que actualmente están vacías, algo más de 500 según se pudo saber por un informe elaborado por el Defensor del Pueblo el año pasado, así como rebajar y facilitar el acceso al alquiler, cuyos precios, ligados en su concesión a los ratios del 'boom' inmobiliario, llegaron a dejar algunos casos llamativos, como el de inquilinos de viviendas protegidas que pagaban por su alquiler en Zaragoza hasta 600 euros mensuales o contaban con opciones de compra que estaban por encima de los precios actuales.

Por su parte, los promotores que cuentan en la actualidad con viviendas protegidas de las que no pueden desprenderse, han pedido en los últimos meses al Gobierno que las liberalice para desprenderse así de las restricciones con las que cuentan -como no poder ser vendidas en un tiempo- y permitir la construcción de viviendas libres en el suelo reservado para VPO para así mover el mercado ordinario en función de los precios que se estilan en la actualidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario