Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

miércoles, 5 de noviembre de 2014

¿En qué me beneficiaría comprar una vivienda antes de 2015? (Cinco Días Antonio Gallardo IAhorro 5/11/14)

La peor fiscalidad para la venta de inmuebles presiona el precio a la baja

Dentro de menos de dos meses comenzará la nueva reforma fiscal que conlleva toda una serie de cambios en muchos tributos, principalmente en el IRPF. Además de la reducción en el número tramos, aumento de bonificaciones fiscales o los cambios en las aportaciones y rescates de planes de pensiones, entre otros, también la vivienda tiene modificaciones, tanto en la compraventa como en el alquiler que puede llevar a estimular el mercado y generar oportunidades para la compra de vivienda en estas últimas semanas del año.
Coeficientes de abatimiento y corrección monetaria
Como muchos apostaban, tras las duras críticas por el final del régimen transitorio de los coeficientes de abatimiento, en el Senado se ha decidido no hacerlo de forma tan busca. El origen del coeficiente de abatimiento es de 1991, y tuvo como objetivo adecuar la ganancia patrimonial en función del número de años de posesión del bien, y con ellos ha medida que aumentaban los ejercicios de origen o compra del bien, amortiguaba la magnitud de la ganancia patrimonial. En 1996 se eliminaron pero se mantuvo para los años en los que estuvo en vigor. Posteriores reformas tampoco cambiaron mucho la situación, la de 2002 lo mantuvo y en 2006 actualizó ligeramente el coeficiente. La eliminación dispararía la fiscalidad por lo que la última decisión de establecer unos límites en los primeros 400.000 euros, al menos hace más equitativo esta eliminación.
Eso sí, lo que no se elimina ni corrige es el coeficiente de corrección monetaria que actualizaba el valor de la vivienda de acuerdo a la inflación, por lo que en todos los casos, vender una vivienda será más caro fiscalmente en 2015 y en algunos casos como las viviendas de más de 400.000 euros y contribuyentes que vendan más de una vivienda (este límite se aplica por contribuyente y no por bien) lo será mucho más. La consecuencia, es que los contribuyentes que quieran disminuir el impacto fiscal acelerarán el proceso de venta rebajando los precios.
¿Es de nuevo mejor comprar?
Pero no es el único cambio,
también los que se produzcan en el mercado de alquiler influirán en la compraventa de vivienda. Por un lado, el arrendador pagará más impuestos, se mantiene la exención del 60% en los beneficios por el alquiler pero desaparece la bonificación del 100% que existía si el inquilino tiene menos de 35 años. Pero no sólo eso, también desaparece la deducción del 10,05% con un límite de 9.040 euros al que tenía derecho el inquilino (al que se sumaba las deducciones de carácter autonómico que se aplican en algunas regiones). Este beneficio fiscal, que podían obtener los contribuyentes que ganan menos de 24.107,20 euros, se eliminará a partir de 2015, pero no se aplicará con carácter retroactivo por lo que o alquila ya o se decide por la compra.
En definitiva unos incentivos para reducir precios que junto a una leve bajada en las condiciones de las hipotecas hace más interesante la compra de vivienda en los últimos meses de este año.

No hay comentarios:

Publicar un comentario