Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

miércoles, 17 de diciembre de 2014

Los casos en los que conviene amortizar la hipoteca antes de final de año (T.S.V. - ABC - 17/12/2014)

Llega el fin de año y conviene plantearse la amortización de la hipoteca de cara a la próxima declaración de la Renta o para rebajar cuota o plazo con la extra o los ahorros de los últimos meses. Los expertos aconsejan estudiar bien las opciones y analizar nuestra situación a la hora de decidir si compesa destinar nuestro dinero a este fin o a un producto de ahorro.
En primer lugar, hay que calcular el total de cantidades aportadas en 2014 para obtener la deducción correspondiente. Si el crédito hipotecario se firmó con anterioridad a 2013, es posible deducirse un 15% de lo pagado con un límite de 9.040 euros. Si la hipoteca tiene dos titulares y al final del año la desgravación fuera de 18.080 euros, recomendamos o mismo hasta esa cantidad.En el caso de que las cuotas mensuales no suman este importe total, se aconseja abonar la diferencia restante en forma de amortización con el objetivo de conseguir la máxima desgravación.
Otro de los puntos a tener en cuenta es la comisión que se aplica por amortización o cancelación parcial anticipada y la compensación. La comisión por desistimiento máxima marcada por ley es de un 0,5% de la cantidad amortizada durante los cinco primeros años y 0,25% si la cancelación se produce a partir del sexto año, tal y como recuerdan desde Kelisto.es.
El Euribor también es importante a la hora de tomar una decisión. El indicador de referencia marcó en noviembre un nuevo mínimo en el 0,335%, con lo que una hipoteca media de 100.000 euros contratada hace un año tendrá un descuento de unos 90 euros anuales. Frente a este dato, habría que comparar el de la rentabilidad que podemos encontrar en otros productos de ahorro. Si el interés de un depósito o fondo es más alto que la suma del Euribor más el diferencial de la hipoteca, conviene optar por invertir nuestro dinero por esta primera opción.
Asimismo, conviene no olvidar que la amortización del crédito resulta mucho más ventajosa durante los primeros años del pago de la hipoteca. En un contexto de tipos bajos, conviene reducir la cantidad a pagar para evitar que las futuras subidas se nos apliquen a una deuda muy amplia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario