Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

jueves, 6 de agosto de 2015

Las 'hipotecas burbuja' atrapan aún a 10.000 familias en Aragón (Heraldo de Aragón 6/8/15)



Se dan cuando el valor del piso ha caído por debajo del importe que resta por pagar al banco.
Cerca de 10.000 familias aragonesas viven ahogadas por las denominadas 'hipotecas burbuja', siete años después del comienzo de la crisis económica. O lo que es lo mismo, sus pisos valen menos que la deuda que les resta por pagar a su entidad bancaria.

Es el resultado de los excesos pre-crisis, cuando la concesión de hipotecas por el 80% del valor del inmueble -o incluso más- no era una locura. De hecho, se calcula que en la última década, entre 2004 y 2014, se firmaron 1,2 millones de hipotecas que superaban ese margen, establecido como frontera de lo aconsejable.

Con el parón del mercado inmobiliario y el descenso del precio del metro cuadrado, ahora más de 400.000 hipotecas en todo el país cuestan más que lo que se obtendría por la venta de la vivienda, según revela Analistas Financieros Internacionales (AFI) en un informe elaborado para la Fundación de Cajas de Ahorros (Funcas).

Solo en Aragón, el precio de la vivienda ha caído en estos años un 47%, lo que explica este fenómeno que, de confluir con un escenario -desgraciadamente habitual- de pérdida de empleo, arroja situaciones ruinosas. En estos casos, la venta del piso no solo no ayuda a salir del bache, sino que genera una deuda con el banco o caja difícil de resolver.

En cualquier caso, el número de hipotecas burbuja ha ido cayendo en los dos últimos años -en casi 5.000 casos-, como consecuencia de la leve recuperación del mercado inmobiliario, que incluso presenta incrementos en el precio medio de venta, y de la progresiva amortización por parte de las familias de las hipotecas con sus bancos.
 
Menos endeudamiento
De hecho, Funcas reconoce que entre 2010 y 2014 las familias españolas han reducido su nivel de endeudamiento en 140.000 millones de euros -en torno a 14 puntos del PIB-, gracias a la contención del gasto, sobre todo en consumo, y al descenso en la firma de nuevas hipotecas, como consecuencia de las restricciones de acceso impuestas por la banca y por la elevada tasa de paro.
En este sentido, también las empresas han reducido sus deudas, debido a “la premura por reducir la dependencia de la financiación ajena, y la menor necesidad de recursos ante la caída del volumen de negocio. En consecuencia, la deuda empresarial se ha reducido en 30 puntos del PIB desde los máximos de 2010 hasta finales de 2014”, señalan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario