Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

viernes, 13 de noviembre de 2015

Aragón exige más autonomía en materia de vivienda para atender necesidad real (Heraldo de Aragón - 12/11/15)

El Gobierno de Aragón ha reclamado este jueves mayor capacidad de decisión de cara a la aprobación del nuevo Plan Estatal de Vivienda 2017-2020 y poder ejercer el autogobierno para atender las necesidades reales de la comunidad en esta materia y quitarse de encima la tutela del Estado.
El consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, ha hecho en Zaragoza esta reivindicación durante la rueda de prensa en la que ha analizado, junto a la directora general de Vivienda y Rehabilitación, Mayte Andreu, la situación del Plan Estatal de Vivienda 2013-2016 en el presente año.

Aunque el consejero ha reconocido que los objetivos de este plan, que tiene un presupuesto total este 2015 de 14,4 millones de euros -de los que 11,1 corresponden al gobierno central y 3,3 los aporta el aragonés-, coinciden en gran medida con las prioridades de la Diputación General de Aragón, ha asegurado que el balance "no puede ser positivo porque existen cuestiones muy criticables" por los requisitos que no se adaptan a la realidad aragonesa.

En este sentido, ha exigido que, de cara al nuevo plan que entrará en vigor en 2017, la comunidad pueda tener mayor autonomía para decidir, que el Estado transfiera fondos y que desde Aragón, en coordinación con los ayuntamientos y en un proceso participativo, se pueda diseñar un plan aragonés de vivienda que no venga condicionado y cuyos recursos públicos "cumplan la función social que en Aragón se necesita", ha dicho.

Para ello, se ha comprometido a trabajar en este objetivo desde el próximo año, cuando se negociará este nuevo plan, y ha señalado que tratarán también de que ya en 2016 haya más recursos y nuevos requisitos en esta materia, si bien ha reconocido que será "difícil" dado que seguirá en vigor el plan actual y dependerá también del resultado de las elecciones de diciembre.

El Plan Estatal de Vivienda tiene tres ejes fundamentales que son el fomento del alquiler, la rehabilitación de edificios y la renovación y regeneración urbana.
En Aragón, el primer eje, correspondiente al alquiler, tenía en 2015 una dotación de 4,7 millones de euros, que se han repartido en ayudas a 3.300 unidades familiares, mientras que más de 4.600 han quedado fuera porque "se ha acabado el presupuesto", ha dicho Soro.

La directora general ha agregado que la demanda ha sobrepasado los planteamientos realizados porque se presentaron cerca de 9.000 solicitudes de ayudas para inquilinos, la mayoría en Zaragoza, y de las que no se ha atendido ni el 50 por ciento, por lo que ha destacado el interés del gobierno aragonés de poder cambiar el perfil para poder llegar a más familias.

Para poder percibir estas ayudas priman los ingresos económicos y el perfil de las unidades familiares que optan a ellas lo conforman las de tres o cuatro miembros con un alquiler subvencionado en Zaragoza de unos 345 euros al mes, de 285 euros en Huesca y de 264 en Teruel, de los que se subvenciona un máximo del 40 por ciento, y con rentas que no podían superar los 600 euros mensuales.
La subvención media por alquiler que se ha concedido en Zaragoza es de 1.425 euros, de 1.184 euros en Huesca y de 1.000 euros en Teruel.

El segundo eje, relacionado con la rehabilitación de viviendas, no se ajusta a las necesidades de Aragón, según ha dicho Soro, porque, entre otras razones, se destina a usos colectivos y por tanto quedan excluidas de las ayudas las viviendas unifamiliares que son las que predominan en los pueblos.

El presupuesto de 2015 para ayudas de rehabilitación era de 4,2 millones de euros y a la convocatoria se han presentado 423 solicitudes -de las que se han concedido 288-, la mayoría en la provincia de Zaragoza, y de las que el 90 por ciento se han destinado a la mejora de la accesibilidad pese a que también se financian ayudas para la conservación del edificio y mejoras de la calidad y sostenibilidad, para lo que Mayte Andreu ha reclamado "mayor pedagogía" de las administraciones.

Dentro de este apartado no se ha cubierto la convocatoria de ayudas para el Informe de Evaluación de Edificios, que contaba con un presupuesto de 185.000 euros y del que se han subvencionado 53.000 incluyendo una nueva convocatoria de urgencia que se tramitó recientemente, por lo que el resto del dinero se ha perdido.

Sobre el último eje que potencia este plan, correspondiente a la renovación y regeneración urbana y que se ha materializado este año en la firma de trece convenios con otros tantos ayuntamientos aragoneses, el consejero ha lamentado el "poco tiempo" que han tenido para poder presentar proyectos porque muchos de ellos se firmaron en mayo, antes de las elecciones autonómicas, y tras las mismas la administración se paraliza.

En total, estas áreas de renovación urbana (ARUs) han contado con una cuantía de 27 millones de euros este año, incluyendo una ampliación de millón y medio que se logró recientemente para la provincia de Huesca, de los que el gobierno central ha aportado 8, el de Aragón 3,5, los ayuntamientos involucrados 4,7 y 10 los particulares.

La directora general de Vivienda y Rehabilitación ha destacado que el balance de la ejecución del plan correspondiente a este año ha permitido realizar una "radiografía de Aragón" en materia de vivienda y, por ejemplo, en materia de rehabilitación conocer que la mayor preocupación es la accesibilidad de los edificios, que carecen, en su mayoría, de aislantes térmicos y en los que existen problemas en las cubiertas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario