Si buscas piso, visita nuestra sección PISOS DE ALQUILER

martes, 3 de enero de 2017

El alquiler, la alternativa forzosa de cada vez más aragoneses (Marcos Martinez- Heraldo de Aragón - 03/01/17)


"Ni siquiera sabemos el número de hijos que vamos a tener", precisa. Es una de las muchas aragonesas que han optado por arrendar, aunque sí es de las pocas que lo ha hecho por voluntad propia.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, Aragón contaba en julio con 549.000 viviendas hipotecadas, un 11,6% menos que en el mismo mes del año anterior. En cambio, según la tercera edición del estudio sociológico ‘Los españoles y su relación con la vivienda en 2015’, elaborado por el portal Fotocasa, siete de cada diez españoles prefiere una vivienda en propiedad, y el 56% de los que viven en alquiler afirma que tiene intención de comprar una en los próximos cinco años.

Como Nieves Trujillo, zaragozana de 33 años, que dice sentirse "obligada" a vivir de alquiler, porque no cumple con los requisitos necesarios para que el banco le conceda una hipoteca. "Ahora, te exigen sumar una cuantía mínima al mes para que te presten el dinero, y mi marido no tiene un empleo fijo", comenta, al tiempo que lamenta su situación. "Pagamos 450 euros mensuales para acabar no teniendo nada, y es desesperante, porque no voy a poder dejarle a mi hijo un hogar en el futuro".

A pesar de la dinámica de disminución, una parte del sector bancario aragonés ha registrado un incremento de hasta un 50% en el número de hipotecas firmadas, como Ibercaja. Alfonso Gracia, responsable de financiación a particulares de la entidad, mantiene que "la mitad de los préstamos concedidos por esta empresa en 2016 –unos 1.350– se han dado a familias con un nivel de renta medio-bajo", y los ingresos mínimos exigidos "son de 600 euros mensuales".
 
Se desploma el precio de los alquileres
La disminución en el número de viviendas hipotecadas coincide con una reducción en el precio de los alquileres que, según desvelan los últimos datos de Fotocasa, lleva acumulada una caída del 28,2% en España desde mayo de 2007. Aragón es, además, la Comunidad Autónoma que ha experimentado un mayor descenso (-38%).

José Ángel Goyeneche, propietario de la inmobiliaria Landa y tesorero del Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria (COAPI), explica que "el precio de los alquileres ha bajado porque también ha caído el valor de las viviendas".

Una disminución, apostilla, que en la Comunidad ha sido más pronunciada debido a la "organización de la Expo de Zaragoza en 2008, que hizo subir el valor de los pisos y provocó, de esta forma, que la reducción en los años siguientes fuese mayor que en el resto de España".

La bajada del precio se ha producido tanto en hipotecas como en alquileres, pero según mantiene, "los aragoneses, sobre todo los jóvenes, se decantan más por el arrendamiento porque temen meterse en una hipoteca ante su precariedad laboral" y, actualmente, "cerca del 21% de los ciudadanos viven de alquiler en la Comunidad; un 6% más que en 2007".

Esta dinámica muestra el inicio de una nueva tendencia en todo el país que muchos expertos vinculan a un cambio de mentalidad. Sin embargo, María Victoria Sanagustín, profesora de Sociología de la Universidad de Zaragoza, opina que no es más que otra de las consecuencias de la crisis, "que todavía se ceba con los ciudadanos". Los factores que explican este proceso, según detalla, son "el desempleo, sobre todo el juvenil, y el colapso financiero".

Desde que comenzó la crisis económica, precisa Bienvenido Subero, doctor en Economía de la Universidad de Zaragoza, a los ciudadanos con una capacidad económica normal "les resulta muy complicado adquirir una vivienda, ya que los préstamos bancarios para comprar una propiedad pasaron de cubrir el 100% de su valor a financiar, en la mayoría de los casos, un 60% o un 70%". Así, los ciudadanos poco ahorradores, "tienen más complicada la operación; algo que hace 10 años no ocurría".
 
Un país lleno de hipotecas
La facilidad a la hora de conceder hipotecas en los años previos a 2008 y la tradicional mentalidad de propietarios de los españoles son, quizá, los dos factores que sitúan a nuestro país como el noveno de Europa con mayor número de viviendas en propiedad, según refleja un estudio de Eurostat que analiza la situación de 31 países y que otorga los primeros puestos a Rumanía (97,5% del total) y Lituania (93,1%).

La clasificación de los países en función del número de viviendas alquiladas está encabezada por Suiza (55,7%), Alemania (46,8%), Austria (42,6%), Francia (38%), Dinamarca (33,4%), mientras que España ocupa el puesto 23.

Sanagustín considera que la diferencia de España con el resto del continente se debe a que "las políticas y cultura de muchos de esos países siempre han promovido el acceso a la vivienda asequible y de alquiler, pero en el nuestro todavía falta mucho para que se genere dicho cambio".

Las medidas actuales, continúa, "pueden provocar una ligera variación de tendencia, como el Plan Estatal de Vivienda 2013-2016 vigente, que otorga préstamos blandos a arrendadores privados". Pero son actuaciones que distan mucho para que se dé un cambio ideológico integral en Aragón, "que no se producirá hasta que la intervención no sea radical", concluye.

No hay comentarios:

Publicar un comentario